El concejo aprobó un proyecto que propone un abordaje contra diferentes tipos de ciberdelitos

338

Durante la segunda sesión ordinaria, el pasado martes, el Honorable Concejo Municipal de la ciudad aprobó sobre tablas y por unanimidad el Proyecto de Resolución del Concejal Guillermo Rey Leyes (Partido Demócrata Progresista) que propone intensificar las campañas de difusión y prevención en materia de estafas electrónicas.

Atendiendo a los reiterados intentos y/o concreciones de delitos y engaños digitales, el Concejal Rey Leyes plantea abordar, a través de su proyecto, cuestiones relativas a la ciberseguridad en el ámbito local, haciendo foco en el de accionar de las entidades bancarias, en la Defensoría del Pueblo de Santa Fe y en la Oficina Municipal de Atención al Consumidor y Usuario. 

«Advertidos por el crecimiento exponencial de esta modalidad delictiva, donde todas las semanas nos enteramos sobre nuevas víctimas de estafa, y a pesar de la infinidad de las recomendaciones, lamentablemente sigue cayendo gente en manos de ciber-delincuentes que acrecientan su accionar e innovan en sus distintas formas de actuación», explica el concejal en relación a los motivos que lo llevaron a impulsar este proyecto.

Las cuestiones relativas al ciberdelito se vieron intensificadas -sobre todo- en el último tiempo, producto del fenómeno de digitalización masiva que escaló por el contexto de pandemia por Covid-19. Esto trajo aparejado el incremento del accionar de bandas criminales que aprovechan la vulnerabilidad de la red y los usuarios, pues las estafas virtuales se gestan a través de diferentes medios de comunicación como el servicio de correo electrónico, redes sociales, mensajes de texto, WhatsApp, entre otros. 

Al respecto Rey Leyes explica: “dicha modalidad de estafa se concreta mediante llamadas telefónicas, sitios falso de Internet, robo de información a través del perdido de datos por correo electrónico y -con las nuevas medidas para cumplir con los protocolos antes el COVID- en los bares, cuando se transcribe en las planillas datos personales del cliente (nombre y apellido, DNI, teléfono) y ante el descuido del mismo, el estafador informático toma dichos datos para comunicarse con el cliente y desplegar su destreza delictiva y lograr su objetivo para concretar el ilícito propuesto”. 

Por su parte, este proyecto tiene entre sus objetivos que el Estado profundice la inversión en los recursos necesarios para la investigación de estos delitos y refuerce las  campañas de difusión y prevención contra esta modalidad delictiva.