Reinauguración de la Sala de Sesiones

169

  La semana que viene, cuando se lleve a cabo la Decimosexta Sesión Ordinaria, quedará oficialmente reinaugurada la Sala de Sesiones. La misma fue pintada recientemente y se ha colocado una réplica del cuadro “La Constitución guía al pueblo”, obra del artista Guillermo Roux cuyo original se encuentra en la Cámara de Diputados de Santa Fe.

 Las sesiones ordinarias y sesiones especiales como “Todos tenemos la palabra” volvieron a realizarse de manera presencial, dado que las actuales medidas de protocolo Covid-19 así lo permiten, por ello creímos oportuno mejorar y realzar el Recinto.

 Hace dos años, cuando asumió la presidencia del Concejo Gabriela Solano, y acompañada por el resto de concejales y concejalas, se decidió poner en valor la sede del Cuerpo Legislativo, comenzando por  pintarlo por fuera; hoy como finalización de este proceso, se inaugura el reacondicionamiento de la Sala de Sesiones. El cuidado y mantenimiento de nuestro edificio es fundamental ya que forma parte del patrimonio histórico y cultural de Santo Tomé.

«La Constitución guía al pueblo»

  El cuadro que engalana la Sala “La Constitución guía al pueblo” es obra  del  pintor, nacido en Buenos Aires, Guillermo Roux (1929).  La obra fue donada por la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe, encabezada por su presidente Pablo Farías.

  La pintura original fue realizada a pedido de la Legislatura de Santa Fe, que en ese momento era presidida por Eduardo Di Pollina, ya que había una pared vacante desde el momento en que la fundante y monumental pintura que Antonio Alice realizó en 1934, “Los Constituyentes del 53”, originalmente pintada para la Cámara, fuera derivada al Congreso de la Nación, donde se encuentra actualmente. Santa Fe reclamaba una representación de la República y de la Constitución. Tras varios años de intentos frustrados por recuperar el mural de Alice, se decidió convocar a un nuevo artista para que se ocupara. Por unanimidad, la Cámara santafesina decidió convocar a Roux. La obra comenzó en 2008 y fue presentada en abril de 2011.

 Roux pone directamente al pueblo como protagonista escoltando a La Constitución que en el centro marca el rumbo.

  Su versión definitiva surgió de decenas de bocetos, en distintas posiciones, atuendos y actitudes. Compuesta en blanco lleva en sus manos los colores de la bandera argentina y santafesina y avanza resuelta.  Los catorce personajes restantes avanzan decididos en un mismo plano llenando de color a la obra que, por contraste, hace resaltar la figura principal.

La composición se completa con una franja de banderas argentinas y por arriba de ellas el Paraná. Abajo la pampa y en ambos laterales la agricultura representada por sendos girasoles.

El autor del cuadro dijo sobre su obra: “Lo primero que vino en mí fue sentirme parte de la ciudadanía y mis deseos de contar con instituciones firmes, legalidad, trabajo para todos, en definitiva respeto a la Constitución. Ese fue el motor de la obra”.

  En su crítica para el diario El Litoral, el dr. Arturo Rolla señalaba: “El centro es impactante, la Constitución hecha mujer, toda de blanco con un cinturón del rojo más intenso de todo el cuadro, firme y decidida, un poco más alta que el resto de los ciudadanos, en su mano derecha un lazo con los colores de Santa Fe, parece llevar a todo el grupo hacia el frente. Esta Constitución-Mujer o Mujer-Constitución tan femenina es una figura idealizada de muchas argentinas, de muchas caras y muchos cuerpos, de todos los tiempos y todas las edades, de todos los elogios y los muchos silencios que la historia les ha dado, pero está acá erguida y liderando, pie derecho hacia delante, de un blanco flameante que solo se repite en las banderas y que resalta sobre los ocres del pueblo” (Arturo Rolla, «El cuadro, el pintor y el desafío de Santa Fe”; El Litoral, 20 de junio de 2011).